Bibliografia

Libro malecón


Malecón.

 

Cada día recorro este camino, al punto que es uno de los lugares de La Habana que puedo desandar a ciegas. Pocos conocen los pormenores de la ardua e intensa batalla para preservar la imagen de esta zona de la ciudad, la que fue y ha de ser su sonrisa, su rostro ante el mundo…

Dicho esto, me acerco a la obra de Luis Enrique Camejo, a la inspiración que le ha permitido dejar sobre el lienzo su intensa impresión del paisaje urbano: la perpetua batalla entre las olas y el muro que, en días de bonanza, es zaguán de espera y cuyos pilares se tornan reclinatorio gentil de los enamorados. Sentados en el malecón, los jóvenes debaten sobre los temas de su generación en improvisadas tertulias; asomados a su pretil, los pescadores confían en que la luna conceda fortuna a la pesca promisoria.

 

Leer más
Libro monográfico Luis E. Camejo 2000-2005

 

 

places

El arte, como los navíos, necesita de cuando en cuando limpiar fondos. Porque la realidad es tan                  inversa      de lo que a veces suponemos, que se produce un efecto risible al leer algunos estudios     sobre     el mismo. Partiendo de tal admisión, el creer lo contrario de lo que se evidencia en la naturaleza del arte cubano nos conduce, a estudiosos y críticos, a resultados ineludiblemente equívocos.

 
 
 
Leer más
Libro monográfico Luis E. Camejo 2008

 

Ciudad que son ciudades: pintura y espacio urbano en la obra de Luis Enrique Camejo.

“…es que el hábito había cubierto
las cosas de La Habana con una pátina
tan espesa que todo descubrimiento,
toda revelación se nos hacía imposible”
Alejo Carpentier, “La Habana vista por un turista cubano”.

 

El arte de Luis Enrique Camejo emerge de La Habana, no sólo porque muchos de sus cuadros hayan sido pintados entre el ruido, el humo de motores exhaustos y los olores fuertes que envuelven a la esquina de Tejas. La pintura de Camejo está hecha de una sustancia acuosa que el artista más que aplicar, deposita sobre lienzos y papeles y deja secar luego, en coágulos brillantes o agrisados y en planos nebulosos sobre superficies vastas y maleables. Parecería que lo sedimentado en sus obras es la humedad sucia, cargada de premoniciones, brillos falsos, polvo de escombros y nocturnidad que flota hoy sobre esta urbe de belleza convulsa. Una parte importante de la obra de Camejo se ha hecho en jornadas de sombras, sol y viento desde las alturas de una azotea habanera, y ello es un dato a tener en cuenta.

 

Leer más
Catalogo Exposicion Estaciones Luis E. Camejo 2009

 

Camejo y la desconstrucción de los entornos

La obra de Luis Enrique Camejo corrobora todo el tiempo la vulnerabilidad de los absolutos, subvierte las rígidas delimitaciones con las que algunos teóricos han tratado de soslayar la compleja evolución del vínculo entre tradición y contemporaneidad, entre alborozo estético y conciencia intelectual. Su pintura no sólo debería ser valorada como una experiencia innovadora, inducida hacia una manifestación tan antiquísima como el paisaje, sino también como una maniobra perspicaz de recontextualización, desplegada con el propósito de expandir los medios y artificios del arte conceptual.

 

Leer más
Catalogo Exposición "Obra Reciente de Luis E. Camejo"

 

Las ubicuas palpitaciones de Camejo

Somos desmemoriados, casi nadie recuerda (o simulamos no hacerlo) que Lezama vivió en la calle Trocadero, en la Habana Vieja, y no necesitó viajar al exterior para inscribir su nombre con mayúscula en las letras universales. Somos presas, en ocasiones, del ansia y la vanidad de emular con algo o alguien, de diferenciar nuestro rostro en la muchedumbre, “pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos”, que muchas veces se diluyen por azar o conveniencia, muy a pesar nuestro; sin embargo, la mayoría de los humanos sale al mundo sin darse cuenta.

 

Leer más

CamejoArt © Luis E. Camejo Vento - Derechos Reservados